Dcine.org

Sergei Prokofiev

Soy fanPara poder usar esta opción tienes que estar dado de alta en Dcine.org
Le tengo maníaPara poder usar esta opción tienes que estar dado de alta en Dcine.org

Serguéi Serguéievich Prokófiev (en ruso Серге́й Серге́евич Проко́фьев; Sóntsovka, 23 de abril de 1891–Moscú, 5 de marzo de 1953)[1]​ conocido como Serguéi Prokófiev, fue un compositor, pianista y director de orquesta soviético. Como creador de obras maestras reconocidas en numerosos géneros musicales, es considerado uno de los principales compositores del siglo XX. Sus obras incluyen piezas tan escuchadas como la marcha de El amor de las tres naranjas, la suite El teniente Kijé, el ballet Romeo y Julieta, de donde se toma la "Danza de los caballeros", y Pedro y el lobo. De las formas y géneros establecidos en los que trabajó, creó siete óperas completas, siete sinfonías, ocho ballets, cinco conciertos para piano, dos conciertos para violín, un concierto para violonchelo, un concierto sinfónico para violonchelo y orquesta, y nueve sonatas de piano completadas.

Graduado del Conservatorio de San Petersburgo, Prokofiev inicialmente se hizo un nombre como compositor-pianista iconoclasta, logrando notoriedad con una serie de obras ferozmente disonantes y virtuosas para su instrumento, incluidos sus dos primeros conciertos para piano. En 1915, Prokofiev hizo una ruptura decisiva de la categoría estándar de compositor-pianista con su orquestal Suite escita, compilada a partir de música originalmente compuesta para un ballet encargado por Sergei Diaghilev de los Ballets Russes. Diaghilev encargó otros tres ballets a Prokofiev: Chout, Le pas d'acier y El hijo pródigo, que en el momento de su producción original causaron sensación entre críticos y colegas. Sin embargo, el mayor interés de Prokofiev fue la ópera, y compuso varias obras en ese género, incluyendo El jugador y El ángel de fuego. El único éxito operístico de Prokofiev durante su vida fue El amor de las tres naranjas, compuesto para la Ópera de Chicago y posteriormente se presentó durante la siguiente década en Europa y Rusia.

Después de la Revolución de 1917, Prokofiev dejó Rusia con la bendición oficial del ministro soviético Anatoly Lunacharsky, y residió en los Estados Unidos, luego en Alemania, luego en París, y se ganó la vida como compositor, pianista y director de orquesta. Durante ese tiempo, se casó con una cantante española, Carolina (Lina) Codina, con quien tuvo dos hijos. A principios de la década de 1930, la Gran Depresión disminuyó las oportunidades para que los ballets y óperas de Prokofiev se presentaran en Estados Unidos y Europa occidental. Prokofiev, que se consideraba a sí mismo como el compositor más importante, resentía el tiempo que le tomaba hacer una gira como pianista, y recurría cada vez más a la Unión Soviética para solicitar comisiones de nueva música; en 1936, finalmente regresó a su tierra natal con su familia. Disfrutó de cierto éxito allí, especialmente con El teniente Kijé, Pedro y el Lobo, Romeo y Julieta, y quizás sobre todo con Alexander Nevsky.

La invasión nazi de la Unión Soviética lo impulsó a componer su trabajo más ambicioso, una versión operística de Guerra y paz de Leo Tolstoi. En 1948, Prokofiev fue atacado por producir "formalismo antidemocrático". Sin embargo, disfrutó del apoyo personal y artístico de una nueva generación de intérpretes rusos, especialmente Sviatoslav Richter y Mstislav Rostropovich: escribió su novena sonata para piano para el primero y su Sinfonía concertante para el segundo.

Le gusta a: 
Le tienen manía: 
Los derechos de propiedad y el copyright de los pósters, carteles, carátulas, fotografías e imágenes de cada película, así como cada tráiler, vídeo, frase o diálogo de película, escena, título de crédito, pertenecen a las correspondientes productoras y/o distribuidoras.