Inicio

Reverendo sobre: Vivir es fácil con los ojos cerrados

Imagen de Reverendo
Un tono amable y el poder de la sonrisa cómplice son armas suficientes para disfrutar de esta historia dulce y luminosa, pero nada empalagosa.
Compartir: