Archive for the ‘Memes’ Category

3 recomendaciones veraniegas, un meme clásico.

lunes, junio 26th, 2006

noa de «Hoy toca…» me invitó el otro día a participar en un meme: Recomendar una película, un libro y un disco para este verano. Y como soy muy agradecido, por de pronto ya he enviado a mis esbirros para que le ajusten unos zapatos de cemento y la inviten amablemente a bañarse al río más cercano…
De todas formas, aunque no soy muy valiente que digamos, (al fin y al cabo soy un niño) no me suelo amilanar ante las adversidades así que aquí están mis tres (no muy originales) recomendaciones veraniegas:

Una película:

El asesinato de Richard Nixon de Niels Mueller. ¿Porqué? Pues en primer lugar porque es una de las películas más injustamente menospreciadas por crítica y público en su país de origen (los Estados Unidos) por la que pasó con más pena que gloria y por lo que parece corre el riesgo de tener igual o peor suerte por estos lares, algo que no se merece en absoluto. En segundo lugar por que contiene una de las mejores y mas sobrias actuaciones de su actor principal, Sean Penn en el papel de un pobre desgraciado que se revela contra la sociedad después de que la vida le juegue demasiadas malas pasadas. Y eso no es decir poco precisamente de un actor que suele estar mejor que bien en cada una de las películas que estrena. Y en tercero porque además de ser una excelente muestra del cine independiente norteamericano, es una notable película que nos muestra algo a lo que no solemos estar acostumbrados, el lado oscuro del sueño americano.
Una radiografía de la sociedad norteamericana de principios de los 70 a través de los ojos de un pobre desgraciado, un minúsculo ciudadano de tantos que, arto de mentiras, arto de ser tratado como un don nadie, arto de vivir una vida que no es la que el esperaba, decide tomarse la justicia por su cuenta y revelarse contra el que él considera el principal responsable de su infortunio.

Un libro:

El cine según Hitchcock, de François Truffaut, un clásico entre los clásicos en el mundo de los libros de y sobre cine. Una larga entrevista/libro en la que Truffaut, como crítico y director de cine y a través de unas incisivas y acertadas preguntas va desgranando poco a poco toda la obra del genial director británico mientras éste, a su vez, le va respondiendo relajadamente y con total libertad y de paso jalona sus respuestas de jugosas y muy interesantes anécdotas sobre sus películas, los trucos de su oficio, etc.
Un libro por el que tengo especial debilidad. No sé si es por estar escrito por mi adorado Truffaut o si es porque nos habla sobre uno de los más grandes directores de la historia del cine, pero éste es un libro que nunca me canso de leer y releer y que me parece altamente recomendable para todo aquel que le guste el cine y quiera saber algo más sobre el más que genial Alfred Hitchcock.

Un disco:

Demon Days. de Gorillaz.
Segundo disco (sin contar la versión de caras B del primero) de una de las bandas de pop/rock más originales (y comerciales) de los últimos años. Y ¿por qué recomiendo este disco?, pues la verdad que no sabría muy bien decir el porqué, quizás sea por que es una de los más «cinematográficos» grupos actuales, por eso de que está formado íntegramente por personajes de dibujos animados (en realidad su lider y principal solista es Damon Alban cantante y solista, a su vez de Blur), quizás sea por la originalidad de la propuesta (aunque bandas virtuales ya a habido bastantes, quizás sea esta la que mejor a sabido utilizar el concepto de «banda virtual») o quizás sea por la variedad de su propuesta musical en la que, nunca sin desprenderse ni alejarse de la más absoluta comercialidad, consiguen una gran variedad de canciones (mucho más oscuras que en su anterior propuesta) y tonalidades para construir un denso ecléctico y a la vez divertido disco que nos viene a decir, más o menos, que el mundo está hecho un asco. O quizás sea por todo ello, no lo sé, la cuestión es que este es uno de los discos que más me han gustado en lo que va de año. Aunque he de decir que prácticamente solo suelo escuchar bandas sonoras…

La próxima vez prometo ser más original (o al menos lo intenraré).

Barry Collins, niño cinemaniaco.

Meme 10 comedias geniales

martes, abril 18th, 2006

Bueno parece que todo vuelve a su cauce. Después de dos semanas de traslado (nunca pensé que un cambio de servidor pudiera llevarnos tanto tiempo) y tras pasarlas canutas entre «dns», «IP», y demás zarandajas por fin y ahora parece que ya estamos otra vez en marcha. Espero que a partir de hoy, y si nada se tuerce, este blog vuelva a ser el de antes y la publicación de posts sea más habitual.

Y ahora al grano. Recogiendo el testigo de Jeremy Fox (gracias por acordarte de este mi humilde blog) que me invita a participar en el meme «10 comedias geniales de la historia del cine», paso a enumerar las que en mi opinión (siempre muy subjetiva, of course!) son 10 comedias geniales. No son todas las comedias que me han gustado, ni quizás las mejores que he podido ver, pero si son las comedias que recuerdo con las que más carcajadas he soltado en su momento.

10 COMEDIAS GENIALES:

La quimera del Oro, de Charles Chaplin. Uno de los mejores ejemplos de la maestría cinematográfica de Chaplin, con escenas que han pasado a la historia (el baile de los panecillos) y un especial cariño con la dura realidad de aquel entonces (la emigración, la pobreza, la fiebre del oro, etc.) Una obra maestra.

Ser o no Ser, de Ernst Lubitsch. Una comedia valiente, elegante (como no viniendo del maestro Lubitch) y desternillante que llega incluso a satirizar a Hitler y el nazismo a través de una trama genial y modélicamente urdida. Una de las más recordadas películas de su autor (que fue objeto, por cierto, de un absurdo e infinitamente inferior remake, obra del de vez en cuando genial Mel Brooks). Otra obra maestra.

Una noche en la Opera, de Sam Wood, o cualquiera de las películas de los Hermanos Marx, con un Groucho Marx desatado en el mejor momento de su carrera y unos Chico y Harpo prestos a hacer de las suyas en una descacharrante trama al uso «Marxiano»(además la parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte…).

La fiera de mi niña, ¿Qué se puede esperar cuando mezclas a tres genios, como Howard Hawks de director y Katharine Hepburn y Cary Grant, como protagonistas con un leopardo y un guión de comedia pluscuanperfecto? Pues otra obra maestra que después de tantos años sigue tan fresca y divertida como en el momento de su estreno.

Con faldas y a lo loco, de Billy Willder. Una de las mejores comedias de la historia del cine además de una de las mejores obras de su director Billy Wilder (de este director, que rodaba obras maestras como rosquillas, me gusta hasta Fedora), con tantos y tantos detalles que resaltar que se me quedaría corto el espacio de este blog, y que termina con una de las mas famosas y más recordadas frases de la historia del cine (que además, y según confesión de su autor, surgió de forma imprevista y espontánea al no conseguir encontrar una forma de cerrar la película que estuviera a la altura del resto del film). Otra gran obra maestra (y van…).

Bienvenido Mister Marshall, de Luis García Berlanga.
Una de las primeras y más grandes obras maestras de nuestro genial Berlanga con el no menos magnífico Pepe Isbert (perfecto como siempre en su papel de alcalde) que con la apariencia de una película-vehículo de una tonadillera, Lolita Sevilla, se revela, sin embargo, como una desconcertante y valiente crítica al intervencionismo norteamericano y al servilismo franquista llena de mala leche y de una hilarante comicidad que aún perdura.

Top Secret, de David Zucker y Jim Abrahams. Una de las mejores, si no la mejor, película de este subgénero de la comedia cinematográfica que toma como referencia una película famosa para, por medio de chistes a troche y moche, crear una especie de parodia que no deja títere con cabeza y que, por lo general no ha dado mucho cine de calidad…
Esta película tampoco es que sea una gran obra, pero consigue hacer reír al más pintado (en estas películas siempre hay algún chiste, aunque sea solo uno, con el que te tronchas y eso es mucho comparado con muchas supuestas comedias) a base de acumular situaciones y escenas a cual más disparatada. En su momento me reí a mandíbula batiente.

La vida de Brian, de Terry Jones, una irreverente y por momentos tronchante película de los Monty Python que toma parte de la historia sagrada para contarnos la vida del desgraciado Brian, que desde el momento de su nacimiento hasta el de su muerte (crucificado) es confundido, muy a su pesar, con Jesús. Una de las más conocidas comedias de sus famosos autores (si no la que más) que incluso estuvo prohibida en nuestro país (nunca entenderé la censura y sus mecanismos). Humor inglés del bueno.

Un pez llamado Wanda, de Charles Crichton.
Escrita por uno de los miembros de los anteriormente citados Monty Python es una de las mejores comedias de los 80, una cinta que mezcla un atraco casi perfecto (rodado por cierto de forma modelica) con abogados, defensores acérrimos de los animales, viejas cascarrabias, despreciables ladrones y unos perritos con muy mala suerte…
Una hilarante comedia inglesa que sirvió para lanzar definitivamente la carrera de uno de sus actores protagonistas, Kevin Kline ( gano el Oscar por interpretar a un despreciable personaje) y revitalizar la carrera de su protagonista femenina, Jamie Lee Curtis, algo alicaída por aquel entonces. Una de las películas con las que más me he reído en un cine.

Bad Santa de Terry Zwigoff
Ya he hablado en anteriores ocasiones de esta comedia negra, cínica, descacharrante, mal hablada e irónica que desde el primer minuto me tenía ganado para su causa. Con un Billy Bob Thornton en estado de gracia y litros y litros de mala uva y con la que me reí de principio a fin. Una comedia altamente recomendable a todo aquel que tenga un espíritu irreverente y algo esquinado.

Y podría seguir con las películas de Buster Keaton, Harold Lloyd, Laurel y Hardy, todas las comedias de Billy Willder, todas las comedias de Peter Sellers, prácticamente todas las de Blake Edwars, las de la productora Ealing (con El quinteto de la muerte a la cabeza) El Jovencito Frankenstein de Mel Brooks, etc.
Y es que me encantan las comedias. Es uno de los géneros cinematográficos más difíciles y más menospreciados por la crítica por el que tengo especial predilección. Que se le va a hacer, me hicieron así…

Barry Collins, niño que adora la comedia.

A seguir con el meme-suplicio

lunes, febrero 27th, 2006

No se que pensar. Llevo acudiendo diligentemente a la consulta del Doctor Strangelove desde que iniciara su consulta y siempre me he comportado como un buen paciente. Desde que acudo a su consulta ya no tengo ganas de torturar y aburrir, si cabe aún más, a mis compañeros de prisión aquí, en la guarida del pérfido Dr. T.
Y sin embargo el doctor me ha asignado una tarea que parece más un suplicio que otra cosa. Pero bueno, da igual, soy un niño muy bueno y haré mis deberes. Así me ha pedido que busque en mis recuerdos y le cuente 5 lugares donde morir felizmente(si es que hay alguno), cinco series de tv que recuerde por alguna razón, 5 películas inolvidables, 5 libros imprescindibles y cinco trabajos interesantes( tendrá este doctor algo con el número 5).
Como podéis ver es una tarea bastante complicada, un suplicio que de todas formas llevaré a cabo.
Y sin más dilación, comencemos:

Cinco lugares donde morir felizmente:

1.-En ningún lugar. Se que lo de morirse es ley de vida, pero cuanto mas tarde mejor, por eso si tengo que pensar un lugar para morir felizmente creo que no hay ninguno, pero en fin.
2.- En el regazo de mi señora. Si, si, va en serio. Ya se que esto se suele ver como un tópico, pero es la verdad, ¿que mejor lugar que en los brazos de tu pareja? ( que no por sus brazos, no equivocarse).
3.- En una isla paradisíaca rodeado por un equipo de fútbol de nietos para los que su abuelo es el mejor. Ya se que lo de la isla es otro tópico, pero una vez mas es verdad.
4.- Después de realizar cierto acto físico de índole sexual que resulta muy placentero para la mayoría de los seres humanos, entre los que me incluyo. Bueno en realidad después de realizarlo varias veces seguidas durante más días de los que mi mente pueda recordar…
5.- Sobre unos 30 o 40 años después de que de una vez haya satisfecho todas mis inquietudes y necesidades y me sienta una persona realizada, aunque creo que esto entra más dentro de la fantasía, pero bueno, por soñar…

Ahora sigamos con las series de TV:

1.-Heidi. Porque fue la primera serie que recuerdo siguiera cada semana con avidez, y eso que no sabía ni pronunciar bien mi nombre…
2.- V. Bueno en realidad la primera temporada (que creo aquí condensaron en 6 capítulos), con esos ovnis/naves nodriza que de pronto aparecían en el firmamento de todas las grandes ciudades del planeta ( cuanto le debe a esta serie el churro sin paliativos de Independence Day) el protagonista de mirada distraída y esos extraterrestres que en principio se presentaron como benévolos para luego descubrir su verdadera personalidad de comerratas invasores…Una gozada para mi, por aquel entonces, tierna infancia.
3.- Twin Peaks. La surrealista y extrañísima serie creada por el genial David Lynch que desde el primer capítulo me fascinó, aunque por desgracia al final terminara como el rosarío de la aurora echando a perder esos primeros capítulos absolutamente geniales.
4.- La pandilla basura ( creo que se titulaba así). Una comedia inglesa emitida por canal + absolutamente gamberra que hacía del surrealismo y la desfachatez sus señas de identidad. Protagonizada por dos energúmenos (un tipo asqueroso y repugnante, virgen a los 36 y mas salido que el pico de una plancha, y su rastrero compañero de piso, todavía peor que el anterior y sobrino-nieto de Hitler según el mismo descubría en un capitulo) que vivían las mas absurdas y políticamente incorrectas aventuras en su mugriento y destartalado apartamento. Una comedia negra descacharrante que por desgracia no creo escuela.
5.- 24. La última serie que realmente me ha enganchado, con su acción en tiempo real y sus tramas de espionaje, evidentemente imposibles( como las clásicas pelis de 007 pero con un carácter mucho más serio), llenas de acción, agentes corruptos, virus informáticos y toda serie de cacharrería de última tecnología que desde pequeño me han fascinado. Una gozada que parece ser será trasladada al cine en breve. Y yo estaré allí dispuesto a pasármelo en grande y a no terminar de comerme las uñas.

Después de este arduo recorrido por mi despistada memoria tendré que hacer otro gran esfuerzo para hablaros sobre mis 5 películas inolvidables, pero ya que estoy dispuesto a cumplir con mis deberes lo intentaré, no sin recordar el suplicio que esto conlleva par mi persona. Pongámonos a ello:

1.-La guerra de las galaxias. Porque fue la primera película que pude ver en mi vida en una sala de cine. No sé si para mi desgracia llegué tarde a la sesión y cuando entramos ( era tan pequeño que fui acompañado de mi madre) lo primero que vi en una de esas pantallas inmensas de las salas de cine de antes, fue una ensalada de rayos laser, tropas imperiales y la aparición estelar del oscuro Lord Vader que me marco para siempre. A partir de ese día el cine paso a ser una de mis necesidades básicas, como el comer y el dormir.
2.- Jasón y los argonautas, película fascinante llena de monstruos mitológicos y criaturas recreadas por el genial Ray Harrihausen que me hizo descubrir el cine de aventuras mitológicas, y el cine de aventuras en general, y que despertó en mi una inquietud cinematográfica tal que me hizo leer y buscar todo aquello que tuviera que ver con los trucos y los efectos visuales y por ende de las técnicas cinematográficas en general.
3.- La pasión de Juana de Arco, de Carl Theodor Dreyer. Porque descubrió para el que esto escribe el cine del genial director danés (autor de obras maestras como «La palabra» y «Gertrud«) y que me hizo conocer que el cine mudo también tiene sus grandes autores como Murnau, D.W.Griffith, Fritz Lang o Einsestein y grandes cintas como «Metrópolis«, «Amanecer«, «El acorazado Potemkin» o «La quimera del oro«.
4.- La trilogía al completo de «El Padrino«(aunque más las dos primeras, obras maestras sin discusión, que la tercera) trilogía con la que conocí el cine con mayúsculas.
5.- El club de la lucha. Vale que no es una obra maestra, de hecho le queda mucho para acercarse, y vale que tiene un mensaje ambiguo y no muy claro, pero ésta patada en los huevos hecha cine sirvió para hacerme despertar de un letargo que había durado demasiado, en fin que me causo una profunda impresión.

Y si se puede añadir toda la cinematografía al completo de hitchcock, kubrick o Willy Wilder.

Después de devanarme los sesos para escoger mis 5 películas le toca el turno a mis 5 libros imprescindibles (espero que el doctor no sea muy severo con mi elección, a fin de cuentas soy un niño).

A sangre fría, de Truman Capote. De actualidad estos días por el estreno de la (estupenda) película aquí titulada «Truman Capote» que cuenta el proceso de investigación que llevó a cabo su autor para la escritura de dicho libro. Una obra maestra que me causo una profunda y onda impresión con una descarnada y fría descripción de unos asesinatos atroces y sin sentido.

Yo Claudio, de Robert Graves, un libro escrito como si fuera la autobiografía del Emperador Claudio que llego al trono después de que su primo Calígula fuera asesinado y que describe las intrigas y entresijos de la corte imperial del imperio Romano desde la óptica de su supuesto autor. Una obra que ya fue llevada a la pequeña pantalla en una no menos genial serie de televisión británica y una gozada de libro que disfrute de principio a fin y que tubo una segunda parte algo inferior, que de todas formas también devoré.

El maestro y Margarita de Mijail Bulgákov. Una extraño libro, que cuenta la doble historia de, por un lado la aparición del diablo y sus secuaces (entre los que se encuentra un gato que camina erguido y habla perfectamente sin que nadie se extrañe por ello), en el Moscú directamente posterior a la revolución rusa y por el otro de Poncio Pilatos que se ve envuelto en la detención y posterior tortura y crucifixión del que parece ser el esperado mesías, Jesucristo. Dos historias que caminan en paralelo pero que extrañamente nunca terminan por encontrarse y que todavía no llego a entender porqué forman parte del mismo libro pero que sin embargo me encandilaron desde la primera página. Una lectura muy recomendable.

El largo adios, de Raimond Chandler. Una de las mas entretenidas y causticas novelas protagonizadas por el detective Philip Marlowe con la que me divertí de lo lindo desde la primera página hasta la última y que ha inspirado cientos de películas incluida una adaptación directa de la obra con Humprey Bogart en el papel del detective mas cínico y sarcástico de la literatura norteamericana.

Y para terminar Las aventuras de Sherlock Holmes, de Arthur Conan Doyle, primera novela protagonizada por el más grande y famoso detective de la literatura que poco a poco, y a través de los relatos de su fiel ayudante, el doctor Watson, vamos conociendo.
Una espléndida tarjeta de presentación de uno de los personajes de ficción que más han dado que hablar desde su creación y que desde luego al que esto escribe le crearon la absoluta necesidad de seguir devorando sus amenas aventuras. Además, una vez que conoces a Sherlock holmes ¿quien puede olvidarlo?.

Bueno ya estamos llegando al final de ésta difícil tarea, tan solo me queda por contar los 5 trabajos que por alguna razón me parecen interesantes, vayamos a ello y terminemos de una vez por todas con este calvario:

1.- Director de cine. Todo el mundo que me conoce sabe de mis extrañas y enfermizas debilidades por el llamado séptimo arte.

2.- Probador de videojuegos. Ya sé que estoy un poco mayorcito para esta tarea pero es que desde pequeño ha sido algo que siempre me ha apetecido y, aunque ahora los videojuegos no me atraigan como lo hacían hace años, no sé, no estaría nada mal.

3.- Escritor con talento, porque cualquiera que haya podido leer lo que malamente escribo en este blog ha podido comprobar que aunque me defiendo como puedo, esto de escribir no es precisamente lo mío. Pero bueno, seguiré intentado hacerlo lo mejor posible. Aunque me cueste horrores…

4.- Ingeniero Informático, porque mi mente dispersa y a menudo distraída jamás podrá llegar a la absoluta concentración que las tareas de programación informática exigen.

5.-Rico. Ya sé que lo de ser rico no es ningún trabajo pero si que me gustaría ser rico y ejercer como tal, dedicarme a las tareas ( si es que hay alguna) a las que se dedique un rico. ¡Que soy frívolo! bueno y que se va a esperar de un niño…

Y ya está. De verdad doctor que me las pagará (todavía no se como pero seguro que me las pagará)
Y como soy un niño de naturaleza bueno pero de afición malvadillo le paso esta tarea en forma de meme a mi colega el reverendo.(y que conste que podría haber sido mucho peor y pasárselo a Red Stovall de maelocinema o a Jeremy fox de Moonfleet, no sabéis de la que os he librado…)

Barry Collins, niño altamente sensibilizado con su pasado.

5 películas que regalaría

miércoles, febrero 15th, 2006

Leo en el blog de Yojimbo, 7 samurais, que con motivo del pasado día de San Valentín ( que poco me gusta ese día) ha creado un nuevo meme: ¿cuales son las 5 películas que regalarías a tu pareja, o que regalarías en general?
Bueno pues he querido sumarme a este meme y aquí van las 5 pelis que le regalaría a mi pareja ( de hecho alguna de ellas a caido…)

Desayuno con diamantes, de Blake Edwars. Clásico protagonizado por una de las más elegantes y míticas estrellas del Hollywood de todos los tiempos, Haudrey Hepburn, acompañada con una no menos mítica canción Moonriver ( y por cierto, con guión de Truman Capote, muy en boga estos días por la película Capote que nos cuenta parte de su vida). Es una de las películas más románticas que he visto y claro…

Amélie. Primero por que es otra de mis pelis romáticas preferidas. Y segundo por que refleja muy claramente parte de la personalidad del que esto escribe.

El club de la lucha. Ya, ya sé que es una peli muy macarra que no le gusta a todo el mundo con un mensaje quizás no muy claro, pero que se le va a hacer, soy un fan irredento de su director y en concreto de esta patada directa al estomago hecha película, y cualquiera que quiera conocerme tiene que saber que esta es la peli que refleja la otra parte oscura de mi personalidad. No sé, a lo mejor es que me escribieron así…

Cinema Paradiso, por que es una película de esas que la gente cataloga como «muy bonitas» que encima refleja como pocas el amor por el cine sin desdeñar el amor en general. Y que narices por que es una peli que en su momento me hizo derramar una lágrima.

Y para terminar no una sino dos: Millon Dolar Baby y Pena de Muerte, del genial Clint Eastwood y del no menos genial, aunque inferior, Tim Robbins, respectivamente, no por que sean dos obras maestras como la copa de un pino, que lo son, sino porque me parecen dos películas adultas, que hablan muy claramente de dos cuestiones ( la eutanasia y la pena de muerte) de forma clara y directa pero sin desdeñar la poética cinematográfica, y porque me parecen dos films que finalmente también hablan de otro tipo de amor, el amor en su más grande percepción , el amor con mayúsculas, evindetemente cada una desde un punto de vista distinto claro.

Bueno la verdad es que son las películas que se me han ocurrido al poco de ponerme a pensar en ello, quizás si lo hubiera meditado un poco más a lo mejor esta lista podría haber cambiado. No sé. La cuestión es que como esto de los «memes» son para ir transmitiendolos, yo gustosamente se lo paso a Red Stovall, de MaeloCinema ( ya sé que has leído el post de Yojimbo, pero ahora te toca retratarte, je, je, je) y por su puesto a mi colega el reverendo de el día del cazador.

Barry Collins, niño enamorado (¿porqué no decirlo claramente?) .

Meme: las 5 películas de prestigio que odio

lunes, febrero 13th, 2006

Red Stovall, de MaeloCinema, me ha pasado este meme un poco retorcido pidiendo que nos mojemos. ¿Cuales son las 5 pelis de prestigio que, sin enbargo, odias?.
Pues la verdad es que está complicada la cosa. Si tengo que acudir a mis archivos cerebrales puede que la cosa no es que sea dificil si no que se hace retorcidamente complicada…pero bueno, lo intentaré.

Mis cinco películas de prestigio que odio son:

Los Idiotas, de Lars Von Trier. Me encantan las películas de este director ( de hecho ayer disfruté como un mono viendo su última película estrenada, Manderlay) pero es que esta peli no la trago. Es feista por que sí, los actores actúan como idiotas si, como el propio título de la película indica, pero es que se pasan, y encima con esa cámara mareada no hay dios que vea nada…en fin, que no la trago.

Alphaville, de Jean-Luc Godard. Supongo que Tarantino no estaría de acuerdo conmigo en ésta opinión, pero que se le va a hacer…En general no me suelen gustar las pelis de Godard ni sus multireferencias literarias y artísticas, me parece un plasta de tomo y lomo, pero es que esta seudotrama de cine de ¿ciencia ficción? no hay por donde cogerla. Un servidor, al menos, no se enteró de nada el día que la vio (creo que me estoy buscando muchos enemigos con estas palabras, pero que narices hay que mojarse ¿no?).

Crash, de David Cronenberg. Bueno esta no se si al final tiene mucho prestigio o no, en su momento muchos críticos se deshacían en alabanzas, así que.
Me parece un churro pedante, bizarro por que sí, con escenas de sexo insultantes y comportamientos humanos absurdos y sin sentido. Los personajes actúan de una forma u otra sin justificación alguna. Vamos que de todas es la que más odio.

Un americano en Paris, de Vicente Minelli. Aquí coincido con Red Stovall. Nunca he sido muy fan de los musicales, pero es que este acaramelado film, uno de los más considerados musicales de la historia, es en mi opinión un churro. Claro que aquí también podría hablar de cualquier peli de Fred Astaire que tenga algún prestigio, porque es que a este señor no lo aguanto…

Y para terminar, una española, Abre los ojos de Alejandro Amenábar. Me gustan las pelis de este chico, en su momento me gustaron tanto, Tesis, como Los Otros y Mar adentro, pero es que «Abre los ojos» parece un guión escrito por un adolescente fumado con un final risible (¿pero como nos puede vender la moto de que al final todo ha sido un sueño?) y una trama tonta y a ratos aburrida. Lo peor de todo es que tiene un remake americano aún peor…

Barry Collins, niño con gustos cinematográficos extraños.